Skip Ribbon Commands Skip to main content

Amplificadores

Recomendaciones
  • SA-10

  • NA-11S1

  • PM-11S3

Ver diferentes angulos >

PM-10   
PM-10
Amplificador integrado estereofónico
    • La nueva referencia en amplificadores integrados
    • Cuatro canales de amplificación de potencia conmutados en modo puenteado (dos por canal) para maximizar la capacidad dinámica y el control        
    • Arquitectura Completamente Balanceada desde la entrada hasta la caja acústica para lograr una gestión de la señal de audio sin señales de masa
    • Alta potencia de salida: 200 W por canal sobre 8 ohmios o 400 W por canal sobre 4 ohmios
    • Gran capacidad de ataque a un amplio espectro de cajas acústicas
    • Alta capacidad dinámica gracias a una elevada capacidad de entrega de corriente
    • Topología circuital completamente balanceada tanto en el amplificador como en las etapas de salida
    • Módulos Amplificadores Hiperdinámicos (HDAM) en la etapa de preamplificación
    • Sección de amplificación de potencia completamente doble monofónica
    • Fuentes de alimentación separadas para el preamplificador y el procesador de control y para cada etapa de potencia
    • Etapa de fono para cápsulas de bobina móvil (MC) e imán móvil (MM) ejecutada con componentes discretos y montada en su propio recinto
    • Construcción de alta calidad con chasis de doble capa, cubierta superior de aluminio de 5 mm de grosor, panel frontal de aluminio macizo, chasis bañado en cobre y terminales de conexión a cajas fabricados en cobre de alta pureza
    • Placa de circuito impreso de cobre de alta pureza para la sección de salida y las fuentes de alimentación principales
Los amplificadores integrados están en el corazón de la historia de Marantz: el primer producto de la compañía fue un preamplificador de alta calidad diseñado para explotar al máximo el entonces nuevo formato LP. Y con una historia que ha recorrido el largo camino que inició el revolucionario Audio Consolette –que Saul B. Marantz empezó a fabricar en 1952 y que pronto se convertiría en el primer producto genuinamente Marantz, el preamplificador Model 1- no es ninguna sorpresa que el modelo más reciente de la Serie Premium de la marca, el PM-10, sea un amplificador integrado construido para establecer nuevos estándares de excelencia sonora con todos los formatos de audio de hoy en día.

De hecho, este amplificador integrado de muy alta potencia está construido más como si de un preamplificador y un par de bloques de potencia monofónicos de High End se tratara, aunque en un único recinto bellamente terminado que ha sido diseñado tanto para maximizar las prestaciones como para establecer un poderoso referente a nivel estético.
PM-10 integrated amplifier Hacer un amplificador integrado con un diseño doble monofónico que encaje dentro de un recinto de dimensiones normales ha sido posible gracias al uso de tecnología de amplificación conmutada. ¿Su objetivo? Revelar el máximo nivel de implicación musical de cualquier grabación, tanto sobre soporte LP como en los archivos de alta resolución más avanzados y los que puedan venir en el futuro, todo ello con la potencia y el control requeridos para excitar las cajas acústicas más avanzadas y permitirles que rindan al máximo de sus posibilidades.  


Diseño optimizado

Optimized Design
Para conseguir tal calidad entregando a la vez una potencia muy elevada, se necesita optimizar cada sección del amplificador para la tarea para la que ha sido diseñada, exactamente igual a como se haría en un diseño que utilizara un preamplificador y etapas de potencia separadas.   

Por regla general, los amplificadores utilizan un único transformador con regulación separada de la señal de alimentación para las secciones de preamplificación y amplificación de potencia; el PM-10 lleva las cosas mucho más lejos.            
Optimized Design
Un diseño doble monofónico incluye fuentes de alimentación separadas para el preamplificador y cada uno de los canales de amplificación, con un transformador dedicado en exclusiva al preamplificador para asegurar que las delicadas señales que atraviesan esta sección del aparato no se vean afectadas por las demandas de las etapas de alta potencia de salida. También hay una fuente de alimentación dedicada para el microprocesador que controla el ajuste del nivel de volumen, la selección de la fuente de entrada y otras funciones con el fin de impedir que ruido procedente de la sección de control penetre en el trayecto de la señal de audio.    

Pureza analógica


Otra parte importante del sistema de reducción de ruido empleado es el hecho de que el PM-10 es un amplificador analógico puro: en la actualidad, muchos diseños de la competencia incluyen una sección de conversión de digital a analógico (DAC) o adoptan un esquema de amplificación y control de volumen digital, pero el Marantz mantiene las cosas lo más limpias y simples posible con su altamente desarrollado diseño cien por cien analógico.                                   

¿Por qué? Bien, aunque pueda parecer cómodo tener un DAC en el amplificador, la circuitería digital es, por su propia naturaleza, ruidosa (en el sentido eléctrico de la palabra) y puede interferir con las delicadas señales analógicas que circulan a través del amplificador. Esta es la razón por la que Marantz ha elegido incluir, en su Serie Premium, conversión D/A únicamente en los reproductores de disco o de música en red, dejando los amplificadores de la misma lo más limpios y puros posible.              

Más aún, para explotar al máximo esta pureza en el diseño, el PM-10 también ha sido equipado con la opción de funcionar en el denominado "Purest Mode": cuando dicho modo es activado, desactiva cualquier circuito superfluo, proporcionando a la señal de audio el trayecto más limpio posible a través del amplificador. También se dispone de una entrada Power Amp Direct que lleva la señal directamente de la sección de entrada a la de amplificación de potencia para permitir que el aparato funcione como una etapa de potencia pura.     

Completamente balanceado, desde la entrada hasta la sección de amplificación de potencia


Los beneficios de una topología de audio balanceada se conocen desde hace mucho tiempo: al contrario que en una configuración convencional, donde una mitad del trayecto de señal está en el plano de masa de un amplificador o cable, el modo balanceado utiliza dos conductores o trayectos de señal -uno para la parte positiva y uno para la parte negativa- y un trayecto de masa completamente separado para protegerlas.   

En el caso de los cables, la ventaja es que cualquier interferencia externa afectará por igual a los conductores positivo y negativo, pero al ser las señales que transportan simétricas (es decir que una es la imagen especular de la otra) cualquier efecto asociado a las mismas se cancelará. Esta es la razón por la que tales cables son ampliamente utilizados en aplicaciones de audio profesional y estudios de grabación, donde las fuentes de zumbido son moneda común y las mayores longitudes de cable empleadas las hacen más propensas a la captación de interferencias.          

Lo mismo sucede cuando el funcionamiento en modo balanceado se aplica a una circuitería de audio: no sólo se dispone de esa misma configuración "especular", en la que componentes idénticos manejan las "patas" positiva y negativa de la señal, cancelando de este modo cualquier potencial interferencia, sino que también se suprime cualquier ruido o error introducido en la circuitería.                  .

Un beneficio adicional es que el funcionamiento en modo balanceado también utiliza señales más robustas que los diseños no balanceados, básicamente porque las dos mitades del circuito son activas en vez de tener una mitad activa y otra proporcionando la masa, motivo por el que aquí tenemos un funcionamiento en "push-pull". Y una señal más robusta significa una señal menos sensible a las interferencias externas: cuanto más señal haya, menos ruido habrá.                           
PM-10 input El PM-10 utiliza una topología completamente balanceada desde la sección de entrada hasta la de amplificación de potencia: incluye dos juegos de entradas balanceadas, así como entradas convencionales no balanceadas (más una etapa de fono de alta calidad), siendo las señales de estas últimas convertidas en balanceadas antes de entrar en el amplificador.       
Manteniendo en todo momento la señal balanceada y combinándola con un diseño de la fuente de alimentación optimizado, los ingenieros de Marantz han sido capaces de lograr un nivel de rechazo máximo en todo el trayecto recorrido por la misma, maximizando de este modo su pureza.

Amplificación balanceada en modo puenteado


Para el PM-10, Marantz buscó el sonido más puro posible, así como la potencia y la dinámica necesarias para excitar y controlar algunas de las cajas acústicas más exigentes del mundo. Para lograrlo, sus creadores trasladaron el funcionamiento en modo balanceado de la etapa de preamplificación a la de amplificación de potencia y las salidas a las cajas acústicas, adoptando también la configuración puenteada ("bridge") para desarrollar la potencia necesaria manteniendo a la vez dicho diseño balanceado. Este Concepto Balanceado Verdadero lleva a cabo una gestión de la señal libre de masa desde la entrada hasta la salida.           

¿Qué significa el amplificador en modo puenteado? En un amplificador convencional, una caja acústica es excitada por las partes positiva y negativa de una única etapa de salida por canal, pero un amplificador puenteado ("bridged") hace las cosas de una manera distinta, utilizando dos etapas de amplificación separadas por canal para atacar una caja acústica. Para explicarlo de un modo sencillo: un amplificador "empuja" los conos y cúpulas de los altavoces mientras que el otro "tira" de los mismos.                 

Este muy superior control sobre el comportamiento de los altavoces de las cajas acústicas, en el que el amplificador puede hacer que los mismos empiecen a moverse y luego detenerse de una manera mucho más precisa, es muy importante de cara a la definición y la "velocidad" del sistema al hacer que éste pueda reproducir música con un sentido del ritmo y un control espacial mucho mayores, haciendo de este modo que voces e instrumentos suenen con más realismo.           
PM-10 amplification En el PM-10, los amplificadores puenteados de la etapa de salida -que suman un total de 4 canales de amplificación- permiten combinar este control con un potencia de salida enorme: 2x200 vatios sobre cargas de 8 ohmios, suficientes para satisfacer las exigencias de cajas acústicas cuya impedancia varía mucho con la frecuencia, como corrobora su salida de 2x400 vatios sobre 4 ohmios.                  I
Esto asegura no sólo la potencia suficiente para excitar cajas acústicas muy exigentes a niveles de volumen elevados manteniendo a la vez el sonido limpio y libre de distorsión sino también el "agarre" necesario para asegurar que dichas cajas estén haciendo exactamente lo que la música les pide. Todo ello ha sido posible gracias al uso de la tecnología de amplificación conmutada más avanzada del momento, que permite crear un amplificador de diseño compacto satisfaciendo a la vez las demandas de Marantz en materia de prestaciones.         

Componentes cuidadosamente seleccionados


Ya desde sus inicios, Marantz se ha ganado una gran reputación por elegir los mejores componentes disponibles para los productos de su Serie Premium. Y si no puede encontrar lo que busca, diseña y construye el componente requerido.           

Esta manera de pensar tuvo como resultado el diseño del Módulo Amplificador Hiperdinámico (o HDAM): insatisfecha con la calidad sonora ofrecida por los amplificadores operacionales monolíticos (es decir en un circuito integrado), Marantz diseñó su propia alternativa en la forma de un módulo de amplificación en miniatura construido íntegramente con componentes discretos. Como es la norma con este tipo de decisiones de diseño, los ingenieros optimizaron los HDAM mediante sesiones de escucha exhaustivas en instalaciones dedicadas de Marantz en Europa y Japón, de manera que desde la introducción de dicho componente el mismo ha sido mejorado a la vez que incorporado en un número creciente de productos de la marca.              
Components
En el PM-10, se utiliza la generación más reciente de este módulo, el HDAM-SA3, como parte de una topología de realimentación de corriente diseñada para conseguir una respuesta en frecuencia y una gama dinámica lo más generosas posible -justo lo que se necesita para los formatos de audio de resolución ultra-alta de hoy en día- que se complementan con condensadores de bloqueo de alta velocidad hechos a medida para conseguir una respuesta lo más rápida posible a las demandas de alta corriente.                                

Esta misma topología de realimentación de corriente ha sido aplicada a la etapa de fono del PM-10, que puede configurarse para aceptar cápsulas fonocaptoras de bobina móvil (MC) o imán móvil (MM) con el fin de optimizar la reproducción de nuestros LP's favoritos. Esto no constituye ningún tipo de respuesta de Marantz al "renacer del vinilo": a lo largo de los años, mientras desarrollaba y refinaba sus competencias en el ámbito digital, la marca ha estado totalmente comprometida con la excelencia sonora del disco de vinilo. De ahí que desde siempre, y por lo tanto desde mucho antes de que el vinilo volviese a estar de moda, haya equipado sus productos con etapas de fono de alta calidad.   

Construido para durar


Al igual que el reproductor de CD/SACD con DAC a juego, el SA-10, el PM-10 está construido con los estándares de excelencia más altos posibles, con un chasis de doble capa revestido de cobre para minimizar las interferencias eléctricas y mecánicas, un recinto compuesto por gruesos paneles de aluminio no magnético y una cubierta superior de 5 mm de grosor. Al igual que el SA-10, el PM-10 también descansa sobre robustos pies fabricados en aluminio de fundición.  
PM-10 Chassis Incluso los terminales de conexión a las cajas acústicas son aquí especiales: hasta los competidores más exigentes tienden a utilizar componentes fabricados por otros o diseñados "de cara a la galería", pero el PM-10 incorpora los nuevos y exclusivos terminales SPKT-100+ de Marantz, fabricados en cobre macizo de alta pureza.       
Como sucede en todas y cada una de las decisiones relacionadas con el diseño y la ingeniería de este nuevo amplificador de referencia, estos terminales están ahí por una razón muy simple:          

‘Porque la Música Importa’