Skip Ribbon Commands Skip to main content

Reproductores de SACD y CD

Recomendaciones
  • PM-10

  • NA-11S1

  • SA-11S3

Ver diferentes angulos >

SA-10
SA-10
Reproductor de Super Audio CD con USB-DAC y entradas digitales

 

    • Nueva mecánica de transporte ACD-M3 para CD, SACD y más
    • Reproducción de compilaciones de audio de alta resolución en DVD-ROM
    • Entrada USB-B para audio de alta resolución hasta PCM/DXD de 32 bits/384 kHz y DSD256 (11’2 MHz)
    • Aislamiento de las entradas USB y digitales para suprimir el ruido procedente de las fuentes conectadas     
    • Remuestreo a DSD y filtrado altamente innovadores utilizando la exclusiva tecnología Marantz Musical Mastering-Stream
    • Conversión directa de DSD a analógico monobit hecha a medida Marantz Musical Masterig-Conversion
    • Etapa de salida analógica de alta calidad con módulos HDAM de Marantz
    • Generosa fuente de alimentación con transformador toroidal
    • Amplificador de auriculares dedicado ejecutado con componentes discretos
El nuevo Marantz SA-10 es el modelo más reciente de una gama de reproductores de High End cuyos orígenes se remontan al amanecer del CD: en el CD-63 original, lanzado al mercado en 1983, la compañía tuvo su primer lector de CD afinado para proporcionar prestaciones de nivel audiófilo. Una experiencia que ha continuado desarrollándose durante más de 30 años. El SA-10 está diseñado para establecer nuevos estándares de excelencia tanto con música grabada en discos como con contenidos enviado por “streaming” desde un ordenador, con el fin de convertirse en la Nueva Referencia en audio digital.

Para lograr esto, el SA-10 utiliza un diseño completamente novedoso partiendo de toda esta experiencia en hacer reproductores digitales altamente musicales pero rediseñando virtualmente cada componente. Esto implicó tan el uso de innovación como de una manera de pensar más bien única, todo ello con el objetivo de buscar las mejores prestaciones posibles a lo largo de una extensa gama de formatos de audio. El nuevo modelo es un excepcional reproductor de discos CD y SACD, pero también puede reproducir música de alta resolución almacenada en discos grabados en ordenadores, así como ser un convertidor D/A de High End para música almacenada en un ordenador.

Desde el exclusivo bloque de transporte diseñado para este reproductor hasta un completo replanteamiento de la forma en que los datos digitales son convertidos en señales analógicas, el SA-10 es un producto que ha sido diseñado partiendo de cero, el resultado de una investigación y desarrollo minuciosos y exhaustivas sesiones de escucha en instalaciones hechas a medida por Marantz. Esto es sintomático de la manera que Marantz siempre ha hecho las cosas: aunque siempre busca la solución de ingeniería más elegante, la prueba de escucha es en todo momento el árbitro final. Todo tiene que ver son esa sencilla frase que figura en el corazón de todo lo que hace la empresa: "Porque la Música Importa".


Todo empieza con el disco

It starts with the disc Tanto si se reproducen SACD o CD como discos de datos que contengan música, es vital que el lector utilizado recupere la información del modo más preciso posible: al contrario de lo que sucede en un ordenador cuando copia un disco, cuando se reproduce música no hay tiempo para realizar varias exploraciones. Todo sucede en tiempo real, por lo que la mecánica de transporte debe hacer las cosas bien a la primera.

Muchos reproductores de CD y SACD modernos utilizan mecánicas de transporte DVD de tipo informático o "universales", básicamente porque a los fabricantes cada vez les cuesta más conseguir bloques de lectura diseñados exclusivamente para la lectura de CD y SACD.  ¿La solución de Marantz? Si no lo puedes comprar fuera, diséñalo y constrúyelo tú mismo uno: es por ello que en el corazón del SA-10 figura el nuevo bloque de transporte SACD-M3, creado específicamente para proporcionar las mejores prestaciones posibles cuando se reproducen discos SACD y CD, así como música almacenada en discos de datos.

Este nuevo mecanismo no sólo promete la mejor calidad sonora a partir de discos CD y SACD convencionales sino que su capacidad extendida para leer archivos de música almacenados en discos DVD-ROM permite a los usuarios crear sus propias compilaciones de audio de alta resolución utilizando un grabador de DVD de tipo informático. El SA-10 puede reproducir archivos FLAC desde 32 kHz hasta 192 kHz con resolución máxima de 24 bits, así como archivos DSD64 y DSD128, ALAC (Apple Lossless), AIFF y MP3. Esto significa que crear y reproducir discos de compilación en alta resolución es ahora tan simple como lo había sido hacer esos mismos dichos con calidad CD.                        


CD's, SACD's y más allá

It starts with the disc
Sin embargo, el SA-10 va mucho más allá de la simple lectura de discos: es también un convertidor de digital a analógico (DAC) completamente funcional para música almacenada en un ordenador doméstico, a la vez que incluye entradas digitales convencionales para la conexión de fuentes ya existentes. Estas entradas convencionales -digital y óptica- pueden manejar archivos de hasta 24 bits/192 kHz, pero además la sección digital de entrada del aparato incluye una entrada USB-B asíncrona para la conexión directa de un ordenador, siendo la misma compatible con archivos de música PCM y DXD hasta 32 bits/384 kHz, así como DSD64, DSD128 y DSD256.

Esto significa que el SA-10 no sólo está equipado para manejar todos los formatos de audio de alta resolución comúnmente ofrecidos por tiendas online, sino también los archivos de resolución ultra-alta que están empezando a estar disponibles en sellos discográficos y puntos de venta especializados. En otras palabras:; el nuevo reproductor está completamente preparado para el futuro. Y, lo que es más, la sección digital está totalmente aislada para evitar que cualquier ruido eléctrico procedente de los componentes conectados -un problema muy habitual cuando se utilizan ordenadores como fuente- se introduzca en el trayecto de la señal de audio. 

Mucho más que un simple DAC


Los reproductores de CD (y, por supuesto, los amplificadores) con DAC incorporado susceptible de ser utilizado para aplicaciones de Computer Audio no son nada nuevo, y lo mismo sucede con la compatibilidad con los archivos DSD. De hecho, la gama de Marantz ya incluye varios reproductores de SACD/CD equipados con dicha funcionalidad. Sin embargo, el SA-10 lleva las cosas mas lejos puesto que incorpora un mecanismo de transporte completamente novedoso a la vez que la sección de conversión de digital a analógico ha sido objeto de un replanteamiento radical al aprovechar plenamente las ventajas de la tecnología de conversión monobit empleada en anteriores reproductores de referencia de Marantz mediante el uso de circuitos de filtrado y remuestreo de nuevo diseño.                          

Marantz Musical Mastering:
MMM-Stream y MMM-Conversion

MMM El DSD protagoniza la forma en que el SA-10 maneja el audio digital: las señales de entrada PCM y DXD son convertidas a DSD256 (DSD a 11'2 MHz) mediante el exclusivo convertidor MMM-Stream, y a continuación la señal de alta frecuencia obtenida es procesada por la también exclusiva etapa MMM-Conversion -utilizada en lugar de un DAC convencional- para generar la salida analógica. 

La sección MMM-Stream sustituye los filtros de sobremuestreo que por regla general se usan en la conversión de digital a analógica y permite la implementación del filtrado Marantz Musical Mastering. En esencia, estos filtros -uno que proporciona una pendiente de corte suave y una respuesta impulsional muy corta y otro que ofrece la opción de una pendiente de caída menos suave con una pre-oscilación más corta y una post-oscilación más larga- son los mismos que se pueden encontrar en el reproductor de discos SA-11 y el reproductor de música en red NA-11 de Marantz, aunque utilizan una tasa de sobremuestreo mucho más alta gracias a la conversión previa a DSD256.                     

De hecho, se utilizan dos relojes de sincronismo para garantizar el remuestreo más preciso posible de la señal entrante, tanto si corresponde a un disco o a las entradas digitales: de este modo, los 44'1 kHz del CD y sus múltiplos -es decir 88'2 kHz, 176'4 kHz y así sucesivamente- son remuestreados a 11'2896 MHz mientras que los 48 kHz de ciertos archivos digitales y sus múltiplos son remuestreados hasta 12'288 MHz. Esto se hace para maximizar la precisión y evitar cualquier necesidad de utilizar sistemas de conversión de la frecuencia de muestreo del tipo que el sistema necesitaría para convertir, por ejemplo, audio de 192 kHz a DSD256.                     

Además, toda esta conversión ahora se realiza vía Procesado Doigital de Señal con precisión de 32 bits en coma flotante en vez de con el método de números enteros de 24 bits utilizado en este tipo de sistemas en el pasado              

Filtering 

Combinando esto con la reducción a una señal de 1 bit directa desde el filtro de sobremuestreo y el circuito de Modulación Delta-Sigma, es posible enviar una señal DSD pura estándar a la sección de conversión en la forma de un tren de pulsos de muy alta frecuencia que requiere únicamente un filtro paso bajo de muy alta calidad para eliminar todas las frecuencias altas superfluas y dejar pasar la señal de audio más pura posible a la etapa de salida del reproductor.            .

¿Y por qué desarrollamos todo esto nosotros mismos? El equipo de ingeniería de Marantz afirma que, como siempre, exhaustivas pruebas de escucha dieron los argumentos para ello. "Encontramos grandes diferencias sonoras cuando las señales PCM eran convertidas a DSD fuera de un DAC convencional y a continuación eran enviadas a la entrada DSD de un DAC convencional. La conclusión de nuestro descubrimiento era que para obtener la mayor calidad sonora posible teníamos que realizar la conversión nosotros mismos."            

“Esta experiencia nos llevó a evaluar todo tipo de estructuras SDM y optimizar esto para lograr la mejor calidad sonora posible."                      

La misma línea de pensamiento guió el diseño del filtro DSD a analógico propiamente dicho cuya señal de salida alimenta los familiares módulos HDAM (Mödulos de Amplificación Hiperdinámica) de Marantz presentes en la etapa de salida, utilizados aquí en configuración diferencial doble para optimizar la calidad sonora.        

HDAM 

Del mismo modo, incluso la salida de auriculares del reproductor es optimizada: al igual que los módulos HDAM, su circuitería está construida íntegramente con componentes discretos -en vez de utilizar un simple amplificador operacional monolítico- con el fin de obtener la mejor calidad sonora posible.        .


Construido para durar


Al igual que el amplificador integrado estereofónico a juego, el PM-10, el SA-10 está construido con los estándares de excelencia más altos posibles, con un chasis de doble capa revestido de cobre para minimizar las interferencias eléctricas y mecánicas, un recinto compuesto por gruesos paneles de aluminio no magnético y una cubierta superior de 5 mm de grosor. Al igual que el PM-10, el SA-10 también descansa sobre robustos pies fabricados en aluminio de fundición.                         

Chassis 

En su conjunto, todo parece ser muy complejo, al igual que la mera explicación de la cantidad de trabajo que ha comportado el diseño de este reproductor, pero, en esencia, lo que hay en el corazón del SA-10 es una solución en materia de conversión D/A tan elegante como innovadora que ha sido desarrollada por el equipo de ingeniería Marantz por una razón muy simple:        

‘Porque la Música Importa’

​​